Orgonites

El orgonite

Orgón es el nombre que otorgó Wilhelm Reich, su descubridor en occidente, a la energía universal. También llamada, ki, chi, prana, mana o éter por otras culturas del mundo.

El orgonite u orgonita es un elemento que atrae y vitaliza esta energía. Para ello utiliza tres elementos: metal, material orgánico y cristales de cuarzo. La síntesis de este dispositivo la realizaron Don y Carol Croft que incorporaron los cristales a la tecnología de Reich.

¿Cómo funciona el orgonite?
Utiliza el principio del condensador eléctrico. Capas alternativas de metal conductor y material aislante, al que se le incorporan cristales de cuarzo, piedras semipreciosas y símbolos armonizadores de cobre.
El metal atrae y repele la energía, como la electromagnética, el orgón…, que queda condensada en la resina, permitiendo que el cristal procese (cualidad piezoeléctrica), liberándola de forma armonizada.

¿Qué te aporta el orgonite?
En relación a su tamaño va a irradiar un campo armonizado a su alrededor en el que las ondas electromagnéticas, las microondas de los móviles, los campos eléctricos y las geopatías en general, quedan compensados de modo que no te perturben ni debiliten.
Se ha investigado como estos dispositivos armonizan las distintas energías personales de tipo emocional y orgánico, aportando calma al órgano estresado y actividad al que está deficiente. Procesa por tanto la energía que te rodea y la tuya propia.