Valor Terapeútico de las Lámparas de Cristal

Las lámparas de sal del Himalaya tienen un valor imprescindible en NUESTRO HOGAR.

Gracias a su propiedad ionizante mejoran las relaciones con nuestra pareja y nuestros hijos, sobre todo, en períodos de adolescencia o preadolescencia. La propiedad ionizante y el calor relajante ayudan a romper las barreras para empezar a entenderse y dejar las discusiones.

Para que los PEQUEÑOS DE LA FAMILIA puedan realmente descansar de noche conviene ionizar su dormitorio con una lámpara de sal mientras les estamos bañando y dando la cena.

Las lámparas de cristal de sal del Himalaya son buenas PARA NOSOTROS MISMOS. Siempre conviene ionizar y purificar nuestro ambiente. Por tanto, al finalizar el día cuando nos dedicamos a nuestros ocios (ver la tele, leer un libro, escuchar la música, hacer bricolaje, tomar un baño, etc.) aprovechemos e ionicemos nuestro entorno encendiendo una lámpara o unos portavelas de cristal de sal del Himalaya.
 


El Mejor Ionizante Natural...

El Mejor Ionizante Natural del ambiente, purificador del aire. Fortalecen el sistema inmunológico, sobre todo, el sistema respiratorio. Sirve para alergias, asma, bronquitis, gripes, resfriados, ansiedad, estrés, insomnio, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, fatiga así como cansancio muscular y general.

Gracias a su propiedad ionizante nos hacen sentir relajados, libres y espirituales como cuando nos encontramos en la montaña, entre pinos o próximo a una cascada.

Si nuestro ambiente está equilibrado nosotros también estaremos equilibrados.

 


Colorterapia:

Su gama de anaranjado hasta blanco: 


Anaranjado: estimula sentimientos de relax, descanso y espiritualidad.
Blanco: estimula el pensamiento objetivo y analítico: concentración.


Feng Shui:

Sus distintas formas fomentan determinados comportamientos:  


PIRAMIDAL: refuerza nuestras relaciones públicas, la alegría, fiesta, reconocimiento público y social, expresividad, sociabilidad y espontaneidad así como nuevas ideas.



 

ESFÉRICA refuerza nuestro buen manejo de finanzas, liderazgo, madurez, prosperidad, organización, control, orden y disciplina.



 

CÚBICA fomenta nuestra estabilidad, seguridad, cuidado, armonía familiar, maternidad/paternidad, fecundidad, precaución y pensamiento metódico.



 

QUINQUÉ refuerza la espiritualidad, el desarrollo interior, la tranquilidad, el descanso, sueño, el pensamiento profundo, objetivo y analítico.



 

CILÍNDRICA fomenta la promoción de nuevos proyectos, inicio de actividades, desarrollo de iniciativas, creatividad, dinamismo, ocupación, movimiento y para reconstruir una carrera profesional.



 

Sal de Baño:


Contiene 84 minerales esenciales, los mismos que contiene nuestro propio cuerpo (magnesio, bromuro, potasio, calcio, sodio, etc.).

Ninguna otra sal contiene tantos minerales.
 


 
Hidrata nuestra piel de forma natural proporcionando más elasticidad, evitando el envejecimiento y disminuyendo sus avances: las arrugas. Es excelente para todo tipo de enfermedades de piel: acné, neurodermitis, dermatitis, reuma, artritis, contracciones musculares, contusiones e hinchazones, estimulación de la circulación sanguínea: varices, desintoxicación, problemas menopausia y menstruales, acelera la sanación de quemaduras en la piel (solares, calor, etc.) y para el drenaje linfático.  
 
Andrés Díez Bronzini.