Conciencia
Plantas Medicinales
Alimentación Natural
Tratamientos Naturales
Alquimia en la cocina
Terapias
"Un Tiempo para tí"
Los Extraterrestres

 

Es difícil que hoy en día exista alguien que no haya oído hablar de los OVNIS o platillos volantes. Los medios de comunicación se han encargado de darnos a conocer aquellos sucesos que desde siempre han ocurrido y que antaño, conllevaban la incredulidad o las risas de aquellos que sólo pensaban que la vida en otros planetas era fruto de la más calenturienta imaginación.

Con esto no quiero decir que hoy en día todo el mundo admita la existencia de otros seres aparte de nosotros sino que esa facilidad en el desconocimiento y la burla parece haber remitido en buena parte.

Vamos a mostrar una serie de preguntas que pueden acercarnos todavía más a esa misteriosa realidad de los seres de otros mundos.
 



En primer lugar, ¿qué es lo que nos dicen las encuestas sobre este tema tan candente? ¿Se admite la existencia de extraterrestres?

Las encuestas realizadas dan una clara evidencia de que la gente cree en la existencia de seres extraterrestres. Lo cierto es que han sido fotografiados, filmados, detectados por radar, etc. Además el Universo es tan inmenso, existen tantísimos planetas que resulta difícil creer que sólo nuestro planeta tiene vida inteligente.

Según el investigador estadounidense BRAD STEIGER, más de veinte millones de ciudadanos de su nación aseguran haber visto alguna vez un ovni. En España se calcula que son más de cinco mil.
 


¿Existen diferentes tipos de experiencia con los OVNIS?



Sí y los estudiosos clasifican los encuentros con estas naves en tres tipos o fases.

En los de la primera fase los testigos ven o experimentan al ovni cerca de ellos, en la segunda fase hay cierta interacción entre el ovni y el medio ambiente.

Finalmente tenemos los casos de la tercera fase en los que ya se habla de la presencia de criaturas humanoides, un contacto directo con estos seres.
 


¿Son seres de un nivel superior al terrestre o pueden visitarnos seres inferiores a nosotros?



Se trata de seres superiores a nivel técnico, mental y espiritual. Si unos seres de nivel inferior hubieran podido llegar hasta nosotros, posiblemente ya nos hubieran colonizado o intentado dominar. Esto no está permitido, cuando no se tiene nivel suficiente no se puede acceder a las energías necesarias para llegar a un planeta habitado.

Precisamente esto es lo que nos ocurre a nosotros. Enviamos naves sonda en busca de vida, gastamos muchos millones en investigación pero aún no conseguimos resultados porque en el fondo no estamos preparados para ello.

Seríamos capaces de llevar nuestras discordias y guerras a esos otros mundos, mientras no consigamos establecer una sociedad armónica no lograremos aterrizar en otro planeta habitado.
 


¿Cómo es posible que consigan desplazarse esas distancias tan enormes para las que parecería necesitarse años y años de viaje?



Nosotros vivimos en tres dimensiones, ancho, alto y largo, pero existen otras que aún desconocemos o al menos no dominamos, como por ejemplo el tiempo.

Ellos consiguen viajar en el tiempo al estilo de cómo nos narran las novelas de ciencia ficción, que muchas veces no están mal encaminadas.

Julio Verne fue un inspirado que visualizó el futuro en sus obras, baste recordar el título “De la tierra a la Luna” escrito en un tiempo en que dicho viaje era impensable.
 



A la pregunta sobre cómo viajan los seres extraterrestres se puede contestar explicando lo que son los agujeros negros.

Los agujeros negros son puertas a otras dimensiones. Están llenos de energías especiales que son utilizadas por los extraterrestres para sus desplazamientos.

En nuestro planeta estos agujeros producen fenómenos extraños como los acaecidos en el famoso Triángulo de las Bermudas, que como es sabido hace desaparecer aviones, barcos, etc., que luego son buscados sin que se logre encontrar ni rastro de ellos y es que la energía dentro de estos agujeros es tan densa que cuando se entra dentro de ellos los objetos se desintegran.

Ahora bien, si se entra por un lateral, sin coger el centro mismo del agujero, se pierde el control e incluso la noción del tiempo y se puede aparecer en otro lugar o pasado cierto tempo.

Tal vez esto sea la explicación a muchos de los casos que se conocen con el nombre de tele portación.


Gerardo Vidal y su esposa, de Buenos Aires, una noche de Mayo de 1968 iban en automóvil por la ruta 2 de Argentina hacia Maipú.

Era medianoche cuando de pronto una espesa niebla negra les envolvió. Aseguran haber quedado dormidos o inconscientes durante 48h., ya que cuando despertaron o regresaron a la consciencia habían transcurrido dos días y se encontraban en una carretera desconocida.

Estaban en México, a muchos kilómetros de distancia y curiosamente la pintura de su coche, un Peugeot 403, había desaparecido por completo.
 


¿Es un fenómeno moderno, perteneciente únicamente al hombre actual?



Por supuesto que no, las visitas se han realizado en distintas épocas, y civilizaciones muy antiguas tuvieron el privilegio de comunicarse con estos seres, incluso de una forma más directa de lo que se suele dar hoy en día.
 


¿Se tiene constancia de cuando comenzó el hombre a ser visitado por estas naves?



Para nosotros las primeras referencias aparecen en la Biblia: Tenemos la famosa descripción del carro que arrebató a Elías que sin duda parece referirse a un objeto volante extraño e impropio de aquellos tiempos.

También tenemos la Visión de Ezequiel que bien pudiera tratarse de un contacto con seres de origen extraterrestre.
 


¿Cuál puede ser el motivo de sus visitas?



Uno de ellos es la investigación. Les interesa saber cómo es nuestro organismo, nuestro sistema nervioso, nuestro nivel de evolución mental e inteligencia.

Estudian nuestra flora y fauna como haría cualquier investigador ante especies diferentes a las suyas.

También existen muchos contactos en los que pretenden informar sobre el deterioro actual de nuestro planeta, los peligros del uso de las armas nucleares y la necesidad de que se produzca un cambio en el hombre, en la sociedad, para conseguir la armonía que nos permita avanzar.
 


¿Qué tipo de personas suelen contactar con ellos?



Hay gente de todos los niveles intelectuales y sociales. Lo que sí parece cierto es que ellos eligen muy bien a las personas ya que hay gente que desea verles desde hace tiempo, salen por las noches buscándolos e intentando llamarles y ellos no aparecen.

Parece que observan a las personas con las que quieren contactar e incluso que las preparan durante un tiempo con algunos mensajes telepáticos.
 


¿Cuál suele ser la reacción de los contactados?



En muchos casos no recuerdan el mensaje hasta pasado largo tiempo. La experiencia queda borrada o muy nebulosa y han de ser sometidos a hipnosis para poder recordar lo sucedido.

Esto es lo que les ocurrió al matrimonio Hill, de EE.UU.. El de raza negra y ella blanca que bajo hipnosis, tanto él como ella separadamente, declararon que habían sido llevados por unos seres extraños al interior de una nave.

Al parecer aquellos seres hablaban entre sí en un lenguaje ininteligible, comunicándose con ellos de forma telepática.

La Sra. Hill había sido sometida a un reconocimiento, durante el cual le introdujeron una larga aguja por el ombligo.

En muchos casos, sobre todo en aquellos en los que las personas reciben mensajes específicos, se produce un fuerte cambio en la vida de estos contactados. Algunos cambian radicalmente y se dedican después a difundir estos temas y sus mensajes.
 


¿Qué apariencia física presentan estos seres según lo narrado por los que les han visto?



Los hay de muchos aspectos diferentes. Pequeños, con cabezas grandes, ojos muy redondos y orejas apenas visibles.

También aparecen altos, con cabellos dorados y ojos oblicuos. Con rostros muy bondadosos que no inspiran ningún temor.

Hay que tener en cuenta que los más evolucionados son seres tan sutiles que casi no tienen cuerpo, son más bien como esferas de luz y no necesitan las palabras para comunicarse entre ellos.

Estos seres elevados conocen las energías, las dominan, pueden materializarse o desmaterializarse, pueden transformarse en cualquier imagen y tomar cualquier apariencia física, incluso pueden visitarnos sin necesidad de desplazarse mediante naves.
 


¿Si son seres tan elevados y conocen técnicas que nos pudieran beneficiar por qué no nos las comunican y nos ayudan?



Precisamente porque son seres muy elevados se rigen por las leyes universales y una de éstas impide que intervengan.

Saben que cada planeta sigue su propio proceso de evolución y que el hombre debe hallar solución a sus propios problemas.

Por otra parte, desconocemos hasta qué punto su intervención nos ha ayudado en momentos determinados.
 


¿Existen algunos de estos seres extraterrestres entre nosotros?



Según la ley de la reencarnación de la que ya hemos hablado hay seres que proceden de otros planetas más elevados que reencarnan en la Tierra para cumplir una determinada misión aunque ellos no tienen nada que aprender de nuestro nivel sino que lo hacen para ayudarnos.

Entonces nacen de una mujer humana y viven como uno de nosotros aunque en realidad no lo sean.

También tenemos seres muy elevados que vienen de vez en cuando para recordar al hombre su origen y cuál debe ser la forma de comportamiento.

Estos son los grandes maestros celestes como Buda, Jesús etc., que viven como uno de nosotros pero lo cierto es que no son seres terrestres.
 


¿Se piensa que puede haber alguna base extraterrestre situada en nuestro propio planeta?



Sabemos que en algunos lugares del océano se han podido divisar en múltiples ocasiones naves de todas formas y tamaños saliendo y entrando al agua, desapareciendo después. Esto es frecuente en Canarias o en Algeciras.

Tal vez existan bases submarinas aunque no tenemos noticias de que hayan sido encontradas; Lo que sí se sabe es que los submarinos han detectado, con sus sonares, aparatos que no han podido ser identificados.
 


¿Es posible que las autoridades sepan mucho más de lo que cuentan?



Por supuesto. Sobre este tema se ha ocultado mucho tachándolo de materia reservada y aunque se cuenta cada día más, creemos que aún se ocultan datos muy importantes.

De todos modos tenemos las experiencias de la gente que aunque no se han de creer en la totalidad de los casos, siempre se han de tener en cuenta.
 


¿Se atreve la gente que tiene experiencias de este tipo a hablar de ellas sin reparo o todavía hay el peligro de que le tomen a uno por loco?



Aún hoy en día existe ese temor. Aunque cada vez nos vamos acostumbrando más a todo ello; si es cierto que contando estos sucesos te conviertes en un posible centro de críticas y mucha gente prefiere callar. Pero otros no temen y manifiestan abiertamente sus experiencias.

Los hermanos del espacio están ahí, esperándonos a que demos el paso necesario para que podamos compartir sus conocimientos y su saber vivir.

El paso es simple, pero nos está resultando difícil de dar: amar sin condiciones.

Empieza hoy mismo.